Quiénes somos

Andorra vivió una profunda transformación social y paisajística durante la segunda mitad del siglo XX, un periodo durante el cual surgieron muchos tópicos, muchos de ellos imprecisos, sobre un país con una historia larga y compleja. Para conocerla basta con recorrer sus valles y montañas y descubrir sus pequeños museos que, desde distintas temáticas, explican su historia y la de su sociedad.  

La Ley 9/2003 del patrimonio cultural de Andorra define los museos como “instituciones culturales permanentes sin ánimo de lucro al servicio de la sociedad y de su desarrollo, que reúnen, adquieren, conservan, investigan, documentan y exhiben datos materiales del ser humano y de su entorno y conjuntos de bienes culturales y naturales para finalidades de estudio, educación y disfrute” (artículo 33.1 de la Ley 9/2003 del 12 de junio).

Desde el Área de Museos y Monumentos del Ministerio de Cultura se gestionan los equipamientos museísticos, monumentos e iglesias abiertos al público con la misión de garantizar su conservación, difusión, dinamización y atracción de visitantes. Los Comuns y otras instituciones privadas se ocupan de distintos equipamientos culturales. Todos juntos configuran la Taula de Museus, y los encontraréis en Museus.ad.

Historia de los museos de Andorra

 

De 1935 a 1955

El turismo de principios de siglo XX halló en los valles de Andorra un entorno acogedor, exótico y tranquilo, en un país cuya infraestructura turística y servicios eran aún prácticamente inexistentes, y cuya red viaria era deficiente. El turismo venía atraído por un paisaje virgen, todavía por descubrir.

La oferta museística no existía, salvo por una rareza: el museo de Zoología, que funcionó entre los años 1935 y 1955, ubicado en el edificio que hoy en día acoge el Auditorio Nacional de Andorra, en Ordino. El museo era privado: fue fundado por Pau-Xavier d’Areny-Plandolit que, entre otros oficios y pasiones, era experto en ciencias naturales y taxidermista. El museo andorrano poseía una colección de animales disecados (elefantes, jirafas, leones, serpientes, etc.), pero debido a problemas económicos, a colección fue vendida al Museo de Zoología de Barcelona. Del equipamiento sólo nos quedan documentos fotográficos que nos aportan una idea sobre la colección y la exposición que acogía, presentada como una galería de curiosidades.

 

De 1955 a la década de 1980

Esta segunda etapa se caracteriza por el conocido como turismo de masas, íntimamente vinculado al fenómeno comercial y a la mejora generalizada de las comunicaciones y los servicios.

Es una etapa de apertura cultural de Andorra hacia el exterior. Las primeras generaciones de andorranos universitarios encabezan un surgimiento de la cultura andorrana. Es en estas décadas prodigiosas que se gestan y se materializan varios proyectos museográficos y se crea el Departamento de Patrimonio Artístico Nacional. En esta etapa se ejecutan tres grandes proyectos:

  • La Casa Museo de Areny-Plandolit. La casa y la finca del barón y síndic Guillem d’Areny-Plandolit (1822-1876), ubicadas en el corazón del pueblo de Ordino, fueron vendidas al Consell General en 1972. La casa solariega dispone de unos espacios característicos de una familia adinerada, burguesa, poseedora de un título nobiliario y propietaria de una de las ferrerías de Andorra. La casa fue restaurada y condicionada para mostrar una forma de vida concreta y poco corriente: la vida burguesa con reminiscencias señoriales en los altos valles pirenaicos entre los años 1700 y 1900. El museo está abierto desde el año 1985.

 

  • El Museo Postal. El origen de este equipamiento se remonta a una exposición sobre la historia del correo en Andorra de 1982, momento en que se creyó oportuno que el tema fuera expuesto de manera permanente. Una comisión formada por representantes del Gobierno y de los servicios de correos españoles y franceses diseñó el primer museo, ubicado en el desván de la Casa de la Vall, sede del parlamento andorrano. El pequeño museo mostraba el sistema de fabricación de los sellos, los sellos andorranos emitidos desde 1860 y otros materiales presentes en las imágenes grabadas en los sellos. También podía verse una pequeña sala dedicada a la numismática, en la que se exponía una colección de monedas emitidas por la veguería episcopal. El primer Museo Postal fue desmontado en 1991, con motivo de los trabajos de elaboración de la Constitución del Principado de Andorra, y en 1998 volvió a abrir en Ordino, en el edificio de la Era del Raser. El Museo Postal ocupaba las dos plantas, pero desde el año 2017 sólo ocupa la planta superior, ya que la inferior está dedicada a exposiciones temporales. La colección de sellos se está digitalizando.

 

  • El Museo Nacional del Automóvil. La idea de abrir un equipamiento cultural dedicado a la historia del automóvil se gestó tras las negociaciones entre coleccionistas de vehículos antiguos y la Consejería de Educación y Cultura. El Museo Nacional del Automóvil se inauguró en 1987 en Encamp, con una concepción museológica que consiste en una simple exposición de fondos de coleccionistas, con un centenar de vehículos fabricados desde 1894 hasta finales del siglo XX, unas cincuenta motos y un centenar de bicicletas. Se trata de una de las colecciones más importantes de Europa.

 

Desde el final de la década de los ochenta hasta la actualidad

A partir del final de la década de los ochenta y, sobre todo, a partir de 1994, la Consejería de Educación y Cultura, nutrida por una generación de andorranos universitarios, redefine una nueva política museológica y museográfica. Proliferan las publicaciones y se realizan las primeras exposiciones temporales sobre temas propiamente patrimoniales: Andorra arqueològica (1985), Andorra medieval (1988), Joies de la prehistòria (“Joyas de la prehistoria”, 1992), Seure a taula (“Sentarse a comer”, 1995), etc. Todas las exposiciones obtuvieron una repercusión mediática y un número de visitas por parte de los habitantes del país que nunca antes se había conseguido. Así, con estas exposiciones y otras políticas patrimoniales, se intensificó el gusto por el patrimonio y la necesidad de incrementar estas iniciativas.

En ese momento se inicia una transformación de la política cultural de Andorra, puesto que la comunidad se transformaba a un ritmo vertiginoso.

En 1986, Andorra entra en el ICOM (Consejo Internacional de los Museos) y se genera una reflexión sobre el papel que han de tener los museos en el país pirenaico, teniendo en cuenta que son una de las formas más vivas para explicar, interpretar y conservar el patrimonio cultural y la historia de una comunidad.

Otra infraestructura abierta que, de forma más o menos habitual, podía visitarse desde hacía años, era la Casa de la Vall, entonces todavía sede del Consell General. En 1990, la Consejería de Educación y Cultura formó a guías para ofrecer visitas gratuitas a la sede parlamentaria.

A partir del año 1994, se sientan las bases del sistema museístico andorrano, que se configura como una red de los museos existentes, repartidos por todo el territorio, como antenas integradas en unas temáticas generales, para así compaginar tanto los contenidos como los discursos y no duplicarlos.

Este sistema permite trabajar las temáticas, en algunos casos en forma de itinerarios vinculados a un tronco común aglutinador y que deberá concretarse en una infraestructura mayor: el Museo Nacional de Andorra.

Actualmente, los museos y monumentos de la red abiertos al público son los siguientes:

  • Casa de la Vall. Edificio construido para la familia Busquets en 1580, según el escudo de la puerta. El antiguo Consell de la Terra lo compró en 1702 para convertirlo en su sede. La estructura de la casa sigue los parámetros de las masías catalanas con reminiscencias señoriales. Fue restaurada en 1962 y se le dio el aspecto que presenta actualmente. La planta baja acoge el antiguo Tribunal de Corts, y en la primera planta se halla la antigua sala de sesiones del Consell General, que funcionó hasta la apertura de la nueva sede parlamentaria en el año 2011.

 

  • Santuario de Meritxell. Todo un símbolo para el país. El actual santuario, obra del arquitecto Ricard Bofill, se inauguró en 1976, tras el incendio que en 1972 destruyó la iglesia original. La antigua capilla fue rehabilitada en 1994 para acoger la exposición permanente Meritxell memòria, en la que las imágenes de los recuerdos, las reuniones, las ceremonias y los objetos conviven para transmitir un legado vivo en la memoria colectiva del pueblo andorrano.

 

  • Museo Postal. La sala, ubicada en el edificio de la Era del Raser de Ordino, explica la historia del sistema de correos andorrano y cómo se instalaron los sistemas postales francés y español.

 

  • Casa Rull. En el año 2000 se inaugura la museización del edificio, una casa adinerada de siglo XVII, sin lujos, pero que representa la sociedad tradicional andorrana, en la que los conceptos de familia y de patrimonio se convierten en el elemento principal de la organización social. El museo dispone de un espacio de talleres para escolares, una sala polivalente en la que se proyecta un audiovisual y una pequeña tienda.

 

  • Farga Rossell. En 2003 se inaugura el Centro de Interpretación del Hierro, la reconstrucción de la antigua ferrería de la familia Rossell, que fue construida entre 1842 y 1846, y funcionó hasta 1876. En ella se explica el proceso de transformación del mineral de hierro en lingotes y su posterior comercialización en los mercados catalanes. La visita incluye un espectáculo multimedia en la antigua carbonera, dos audiovisuales didácticos en la zona del taller, una visita a las instalaciones hidráulicas y la opción de una demostración de martinete. La instalación forma parte de la Ruta del Hierro de los Pirineos y del Itinerario del Patrimonio Industrial del Consejo de Europa.

 

  • Espai Columba. Inaugurado en 2019, este equipamiento tiene por misión custodiar, conservar y presentar las pinturas murales originales del ábside de la iglesia de Santa Coloma, de siglo XII, así como varios objetos litúrgicos procedentes de las iglesias andorranas. La mayoría de objetos se ha recuperado del Centro de Interpretación Andorra Románica, que abrió sus puertas en el pueblo de Pal en el año 2006 y las cerró en 2019 con la apertura del Espai Columba. La visita al museo se complementa con la de la iglesia de Santa Coloma, donde es posible disfrutar de una proyección en sistema de video mapping que recrea el interior original de la iglesia y muestra su aspecto aproximado en el siglo XII.

 

  • Casa de Areny-Plandolit. La casa familiar de la familia Areny-Plandolit abrió sus puertas como museo en 1985, y muestra cómo vivía una familia burguesa con reminiscencias señoriales en los altos valles pirenaicos entre 1700 y 1900.

 

  • Museo Nacional del Automóvil. Inaugurado en 1987, con un centenar de vehículos de fondos privados, muestra una museografía anticuada en un edificio que no está adaptado a las necesidades de un museo. El Ministerio de Cultura ya ha adjudicado el proyecto ganador del nuevo museo, que también se construirá en Encamp, frente al histórico Hotel Rosaleda, actual sede del Ministerio. La importante colección de bicicletas se trasladará al futuro Museo de la Bicicleta que prepara el Comú de Andorra la Vella.

 

Paralelamente, también se ha ido desplegando una red de museos de gestión parroquial y privada y otros de gestión mixta, que forman una amplia oferta cultural.

  • Casa Cristo. En funcionamiento desde 1995, muestra la forma de vida de las familias más sencillas. La casa museo transporta al visitante a la Andorra de finales de siglo XIX y principios del XX, y más concretamente, al estrato humilde de la sociedad de aquel tiempo, una familia de campesinos. La gestiona el Comú de Encamp.

 

  • Museo de la Miniatura. De propiedad privada, desde el año 1996 acoge miniaturas elaboradas con materiales nobles como el oro y el platino, además de materiales más comunes como papel, semillas de frutas o granos de arroz, creadas por la mano de Nikolai Syadristy.

 

  • Fábrica Reig. Abierta en el año 2003 con el nombre de Museu del Tabac, Antiga Fàbrica Reig (“Museo del Tabaco, Antigua Fábrica Reig”), es una infraestructura privada que explica los procesos de trabajo que requiere el tabaco, su manufactura y su posterior comercialización. La fábrica Reig funcionó entre 1909 y 1957. Cuenta además con un amplio espacio para exposiciones temporales de calidad.

 

  • Museo del Perfume. El espacio privado Museo del Perfume – Fundación Júlia Bonet, recoge desde el año 2004 las historias y sensaciones de miles de esencias de todas las épocas; un equipamiento que surge de la actividad y el coleccionismo de su fundadora.

 

  • Museo de la Moto. También conocido como el Museo de las Dos Ruedas, abrió en 2005 frente a la iglesia de Sant Joan de Caselles. El equipamiento está dedicado exclusivamente al mundo de la motocicleta y también está formado por varias colecciones privadas. El Comú de Canillo prepara su traslado al edificio del Telecabina.

 

  • Centro de Arte de Escaldes-Engordany. El histórico edificio construido por los monjes de Montserrat acoge desde 2005 una amplia colección de maquetas de arte románico y la colección de esculturas de Josep Viladomat. El CAEE también dispone de una dinámica sala de exposiciones temporales y ofrece una programación cultural con actividades para todo tipo de público. Lo gestiona el Comú de Escaldes-Engordany.

 

  • Museo Sacro de Santa Eulàlia. Está ubicado en un edificio anexo a la iglesia parroquial de Santa Eulàlia de Encamp. El espacio acoge varios objetos litúrgicos, algunos de ellos hallados durante las obras de remodelación de la iglesia. Lo gestiona el Comú de Encamp.

 

  • Centro de Naturaleza de la Cortinada. Desde el año 2007, el equipamiento ubicado en la aparcería de la casa Rossell de la Cortinada acoge la exposición permanente sobre la formación de los Pirineos y los fenómenos climatológicos que han moldeado el paisaje andorrano, la fauna y flora del país. De gestión mixta (del Gobierno y el Comú de Ordino), se prepara su traslado a Ordino.

 

  • MW Museo de la Electricidad. Este espacio se inauguró en 2009 con la voluntad de transmitir conocimientos y acercar a todos los visitantes a la historia de la electricidad en Andorra. El equipamiento está ubicado en la planta baja del edificio de la central hidroeléctrica de Fuerzas Eléctricas de Andorra (FEDA), que entró en funcionamiento en 1934 (cuando aún era FHASA). También acoge exposiciones temporales.

 

  • Yacimiento de la Margineda. Abierto en verano de 2012, muestra el resultado de seis campañas de excavaciones que han puesto al descubierto uno de los yacimientos medievales más importantes documentados en Andorra. Abre durante el verano y es propiedad de Molines Patrimonis.

 

  • Mina de Llorts. La mina de hierro de Llorts nos permite descubrir el trabajo de la siderurgia en el Principado de Andorra entre los siglos XVII y XIX, época en la cual esta actividad fue una de las principales fuentes de ingresos del país. Actualmente, la mina abre al público durante la temporada de verano, y la gestiona el Comú de Ordino.

 

  • Muela y aserradero de cal Pal. Ubicados en la Cortinada, junto al río, son un claro ejemplo del pasado activo del valle de Ordino. Se construyeron a finales del siglo XVI y principios del XVII, y dejaron de funcionar alrededor de los años sesenta del siglo XX. Formaban parte de las propiedades de cal Pal. Abren al público únicamente durante el verano y los gestiona el Comú de Ordino.

 

  • Centro de Interpretación del Comapedrosa. Inaugurado en Arinsal en 2015, el equipamiento del Comú de la Massana ofrece una visión sobre la flora, la fauna y la geomorfología del Parque Natural del Comapedrosa a través de paneles explicativos. También dispone de un audiovisual que muestra la evolución del parque durante las estaciones del año y varios recorridos para hacer excursiones.

 

  • Museo Carmen Thyssen Andorra. Inaugurado en marzo de 2017, en la planta baja del histórico Hostal Valira, el museo organiza exposiciones temporales anuales que se nutren de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, una de las colecciones privadas más importantes del mundo. Lo gestiona la Fundación Museu Andorra, integrada por la familia Thyssen-Bornemisza, el Gobierno de Andorra y el Comú de Escaldes-Engordany.

 

  • Cal Pal de la Cortinada. Documentada desde 1347, la casa ha sido restaurada por la propiedad (familia Reig) y en octubre de 2018 abrió como un espacio sociocultural. Cal Pal acoge exposiciones temporales, la primera de las cuales fue Primera pedra, de Jordi Fulla (1967-2019), dedicada a la piedra seca.

 

  • Museo La Massana Còmic – Joan Pieras. En 2019, el Comú de la Massana potenció y mejoró este espacio dedicado al cómic, que desde hace 23 años acoge el Salón La Massana Còmic. Gestionado por la Asociación Andorrana del Cómic, la Ilustración y la Animación, tiene por objetivo preservar y promocionar el importante fondo gráfico que conserva y organizar exposiciones temporales, talleres y actividades sobre el cómic, la ilustración y la animación.

 

La red de museos es el reflejo de la vida de la comunidad. Los museos de Andorra son museos de su tiempo, que se encargan de la interpretación del territorio y de los factores que condicionan su identidad y el sentimiento de pertenecer a una comunidad que ha vivido una gran transformación desde los años cincuenta del siglo XX.

El patrimonio cultural es uno de los testimonios principales de la historia, la identidad y la creatividad de un país. Preservar esta riqueza colectiva y transmitirla a las generaciones futuras en las mejores condiciones es un deber esencial de la sociedad y de los poderes públicos.

 

Esta es la legislación que regula el marco cultural andorrano para garantizar este objetivo:

 

Artículo 34 de la Constitución del Principado de Andorra

“El Estado garantizará la conservación, promoción y difusión del patrimonio histórico, cultural y artístico de Andorra.”

 

Ley 9/2003 del patrimonio cultural de Andorra

https://www.bopa.ad/bopa/015055/Pagines/2F8D6.aspx

 

Ley 15/2014 de modificación de la Ley 9/2003 del patrimonio cultural de Andorra

https://www.bopa.ad/bopa/026051/Pagines/lo26051004.aspx

 

El Consell assessor del patrimoni cultural (Consejo asesor del patrimonio cultural) es el órgano consultivo del Gobierno de Andorra en toda materia relacionada con el patrimonio cultural.

https://www.cultura.ad/consell-assessor-del-patrimoni-cultural

 

Adhesión y firma de múltiples convenios y tratados internacionales sobre el tema.

https://www.exteriors.ad/ca/tractats-i-acords-internacionals

Plan estratégico de los museos de Andorra 2017-2023

El Plan estratégico de los museos de Andorra 2017-2023 tiene por objetivo analizar la situación actual y propone una serie de medidas a corto y medio plazo para los museos del Principado gestionados por el Gobierno. El Plan de los Museos prevé varias líneas de acción para contribuir al hecho de que estas instalaciones se transformen en elementos vertebradores de políticas de desarrollo cultural y se conviertan en equipamientos turísticos que colaboren en la atracción de visitantes al territorio, ofrezcan un relato de calidad y fidelicen a un público con interés por la cultura.

Plan de museos 2017-2023.

 

Las conclusiones del estudio llevado a cabo sirven de punto de partida para otros planes operativos específicos como, por ejemplo, el análisis de las colecciones (públicas y privadas), la previsión de gastos e inversiones en los próximos años, el estudio de aplicación de un futuro Museo Nacional o un plan de gestión integral del patrimonio cultural, y la suma de todos ellos completará la visión general que ordenará el panorama museístico y patrimonial de Andorra. También tiene por objetivo aumentar el impacto cultural y económico de los museos andorranos sobre la población y el turismo de Andorra.

El Plan estratégico se alinea con las políticas culturales del Ministerio de Cultura, y prevé preservar, incrementar y garantizar el acceso a las colecciones nacionales, así como optimizar los recursos humanos de los museos y mejorar las capacidades técnicas y profesionales de sus trabajadores para garantizar un servicio y una difusión de calidad, favoreciendo así una gestión autónoma.

El documento también incluye la consideración de ampliar la financiación de los museos, tanto para el desarrollo de las acciones del Plan como para su posterior mantenimiento, y para desplegar e incorporar las nuevas tecnologías tanto en el discurso como en la gestión de los museos. Además también incide en la necesidad de impulsar y fomentar el papel educativo de los museos  y reforzar su presencia en los programas curriculares y educativos.

Las acciones también ofrecen medidas para velar por la difusión y la promoción de los museos a corto, medio y largo plazo. El Plan prevé establecer normativas frente a la creación de nuevos museos, para la seguridad y la conservación de las colecciones y para la dotación del personal necesario para desarrollar las líneas de acción y ofrecer así continuidad a la evolución de futuros planes estratégicos.

En conclusión, el Plan estratégico de los museos de Andorra hace una serie de propósitos de aplicación entre 2017 y 2023, unas acciones priorizadas y ordenadas en el tiempo que requieren esfuerzo y un compromiso firme entre los agentes políticos y culturales concernidos. Estos propósitos pasan por: la actualización de los discursos y la creación de nuevas narrativas, el replanteamiento de la presentación de las nuevas colecciones museográficas, una estrategia digital integral, el planteamiento de unos museos catalizadores de nuevos productos culturales, una estrategia de visitas, dar continuidad a la evaluación del público, el despliegue de un reglamento de museos, la profesionalización de los servicios, el desarrollo de proyectos de colaboración internacional y, finalmente, el planteamiento conceptual de un futuro Museo Nacional.

Museus Nacionals d'Andorra

MM_2019_OK_DEF.pdf

Guia Cultura

Guia_cultura_ES.pdf

Guia_cultura_EN.pdf

Guia_cultura_FR.pdf

Casa d'Areny-Plandolit

Plandolit Catala.pdf

Plandolit Castella.pdf

Plandolit Angles.pdf

Plandolit Frances.pdf

Conjunt Històric de Meritxell

Meritxell_Cat.pdf

Meritxell_Esp.pdf

Meritxell_Eng.pdf

Meritxell_Fra.pdf

Ruta del ferro: llibre guia

RutaFerro_Guia_Cat.pdf

RutaFerro_Guia_Fra.pdf

Ruta del ferro: activitats

RutaFerro_Act_Cat.pdf

RutaFerro_Act_Fra2.pdf

La farga Rossell

FargaRossell_CAT.pdf

FargaRossell_ESP.pdf

FargaRossell_ANG.pdf

FargaRossell_FRA.pdf

Bus turístic Andorra - 4 idiomes

Bus_Turistic_Andorra.pdf

Un altra mirada és possible:

AltraMirada.pdf

Pla Estratègic dels Museus d'Andorra

Pla_Museus.pdf

Benvingudes a casa vostra!

Benvingudes_Casa_Vostra.pdf

Santa Coloma: els origen - videomapatge

Llibret_videomapatge.pdf

Ruta del Ferro als Pirineus

Ruta_ferro_Pirineus.pdf

Tramites

 

Adscripción al Fondo del Museo Nacional del Automóvil

El requisito mínimo para adscribir un vehículo al Fondo del Museo Nacional del Automóvil es que se trate de un vehículo antiguo, es decir, que haya sido matriculado hace 25 años o más. Si se desconoce su antigüedad, se partirá de la fecha de su primera matriculación o, si no es posible, de la fecha en que el tipo o la variante correspondiente se dejó de fabricar.

 

Vehículos con documentación andorrana

El propietario del vehículo ha de entregar la solicitud específica de adscripción al Fondo del Museo Nacional del Automóvil al Servicio de Trámites (Tràmits) del Gobierno de Andorra, junto a los documentos siguientes:

  • Una fotografía de cada lado del vehículo en formato físico de 10 x 15 cm (cuatro en el caso de los coches y dos en el caso de las motos).
  • Un dossier con las singularidades del vehículo, si hace falta.
  • El certificado de la revisión de la ITV vigente, si lo tiene.
  • Una vez revisada la solicitud por parte del Departamento de Patrimonio Cultural, se citará al propietario para que la Comisión Técnica del Museo Nacional del Automóvil, que se reúne una vez al mes (salvo en el mes de agosto), pueda realizar una inspección ocular del vehículo. [Nota: sólo se citará para la inspección ocular a aquellos vehículos que hayan tramitado su solicitud antes del viernes anterior a la fecha de reunión de la Comisión.]
  • Tras haber evaluado si el vehículo es apto o no para su adscripción al Fondo del Museo Nacional del Automóvil, la persona solicitante deberá recoger la resolución que acredite la integración de dicho vehículo al Fondo del Museo Nacional del Automóvil, en un plazo de una semana a partir de la fecha de la inspección, en el Servicio de Trámites del Gobierno.

 

Vehículos de importación de menos de 25 años de serie limitada

 

En el caso de los vehículos de importación que no tengan más de 25 años, se deberá adjuntar:

  • La ficha técnica del vehículo o el permiso de circulación.   
  • El certificado original del fabricante que acredite que el vehículo corresponde a una serie de unidades limitada.
  • Un dossier que describa las singularidades históricas y técnicas del modelo con los documentos que lo acrediten (por ejemplo: serie limitada, modelo exclusivo o de difusión limitada, vehículo de un personaje relevante, participación en algún acontecimiento de trascendencia histórica, etc.)
  • En el caso de los vehículos de competición, es preciso aportar un dossier con el palmarés o las participaciones en competiciones y adjuntar los documentos que lo ratifiquen. El propietario podrá recoger la resolución que acredita la integración del vehículo al Fondo del Museo Nacional del Automóvil en el Servicio de Trámites del Gobierno. 

 

Criterios de evaluación de la Comisión Técnica aplicados a los vehículos que aspiran a formar parte del Fondo del Museo Nacional del Automóvil

 

  1. El estado de conservación debe ser excelente. Hay que distinguir, en este sentido, entre un vehículo viejo y bien conservado, y un vehículo que tenga en perfecto estado el motor, la carrocería, la tapicería, el interior y los accesorios, que funcione perfectamente y que esté a punto para ser expuesto en un museo. Se consideran vehículos de museo aquellos que, pese a no estar incluidos en la categoría de vehículos antiguos, tienen unas características mecánicas, estéticas, técnicas, artísticas, históricas, de producción u otras similares que hacen que tengan un valor, a efectos expositivos, asimilable al de los vehículos antiguos (Ley del Código de la circulación del 10 de abril de 1999, artículo 48).
  2. Autenticidad. Las piezas constitutivas del vehículo deben haber sido fabricadas en el período de producción normal del tipo o la variante en cuestión. En lo que a los recambios respecta, a excepción de los elementos fungibles sustituidos por reproducciones o equivalencias hechas con posterioridad al periodo de producción normal, deben estar identificados de manera inequívoca. En caso de modificaciones en la estructura o componentes del vehículo, la Comisión Técnica valorará su adscripción al Fondo del Museo Nacional del Automóvil.
  3. Vehículos históricos de Andorra. Los vehículos que forman parte de la evolución histórica de Andorra pueden ser incluidos en el Inventario general de bienes muebles del patrimonio cultural de Andorra.
  4. Vehículos singulares. Son vehículos que poseen un interés especial para Andorra ya que están vinculados a algún acontecimiento de trascendencia histórica, pertenecieron a alguna personalidad relevante, forman parte de una serie de escasez manifiesta o por cualquier otra circunstancia relevante (técnica, artística, histórica, de producción u otra similar) que les confiera un valor, a efectos expositivos, asimilable al de los vehículos antiguos (Ley del Código de la circulación del 10 de junio de 1999, artículo 1.48).

 

Derechos y obligaciones

Los vehículos aceptados por la Comisión Técnica y adscritos al Fondo del Museo Nacional del Automóvil estarán sujetos a los derechos y obligaciones siguientes:

 

Derechos

  • Se los exime del impuesto de tenencia de vehículos, a partir del año siguiente al de la adscripción al Fondo y durante los años sucesivos, en aplicación del artículo 2.1 de la Ley del impuesto de tenencia de vehículos del 5 de abril de 1994.
  • Gozan de una frecuencia bienal para la inspección técnica de vehículos, a partir del año siguiente al de la adscripción al Fondo, de acuerdo con el artículo 167.7, apartado G, del Código de la circulación.

 

Obligaciones

  • El Ministerio de Cultura o el Departamento de Patrimonio Cultural podrán requerir el vehículo inscrito en el fondo para exposiciones o actos relacionados con el Museo Nacional del Automóvil o el Departamento de Patrimonio Cultural. Los periodos y los seguros para la exposición se establecerán de mutuo acuerdo con el propietario.
  • En caso de exportación o de cambio de nombre del vehículo, el propietario deberá informar al Departamento de Patrimonio Cultural.

Para más infromación consultad la ficha técnica de adscripción al Fondo del Museo Nacional del Automóvil.

 

Solicitud de fotografías

 

Alquiler de espacios

Formaciones

 

Curso de habilitación de informador turístico

El Curso de guías culturales nació como una formación destinada a aquellas personas que quisieran trabajar como guía cultural en los museos y monumentos de Andorra durante la temporada de verano. La formación combina clases teóricas con clases prácticas para dotar a los asistentes de los conocimientos mínimos que les permitan desempeñar este trabajo con las mejores garantías.

Desde el año 2018, el Curso de guías se integra en el Curso de habilitación de informador turístico de Andorra. Se ha aprovechado este hecho para hacer evolucionar el curso y ampliar sus contenidos, ofreciendo una visión global e integradora de la oferta turística de Andorra, entre otros.

El curso se compone de ocho módulos (que pueden cursarse por separado):

  • Módulo 1. Las buenas prácticas profesionales: el saber, el saber hacer y el saber estar de un informador turístico
  • Módulo 2. El turismo en Andorra
  • Módulo 3. El patrimonio cultural de Andorra (es el Curso de guías culturales)
  • Módulo 4. El patrimonio natural de Andorra
  • Módulo 5. La oferta y los productos turísticos de Andorra
  • Módulo 6. Diseño de itinerarios específicos
  • Módulo 7. Técnicas de comunicación y dinamización de grupos turísticos
  • Módulo 8. Curso de primeros auxilios

 

Más información

Personas que han obtenido el certificado del Curso de habilitación de informador turístico.

Trabaja con nosotros

¿Quieres formar parte del equipo del Área de Museos y Monumentos del Ministerio de Cultura del Gobierno de Andorra?

Estate atento a las convocatorias que se publican en el BOPA:

Consulta la formación requerida para acceder a las ofertas de trabajo del Área.

Si deseas recibir periódicamente toda la información del Área de Museos y Monumentos, incluidas las ofertas de trabajo, suscríbete a nuestro boletín.